Una tienda online es el paso predilecto para expandir un negocio. Siendo que la competencia entre una plataforma de alojamiento u otra es bastante fuerte, puede llegar a agobiar al usuario. Pero más allá de que una sea mejor que otra, se trata de elegir lo que más se adapte a cada persona, acorde a las necesidades que tenga y que necesite suplir, tanto a corto como a largo plazo. El debate Magento vs Shopify tiene razón de ser por las diferentes capacidades de cada uno. En cualquier caso, no hay que olvidar que se puede migrar una tienda a un CMS diferente, en caso de cambiar los requerimientos del momento.

Facilidad de uso

comparativa shopify vs magento

Este es el primer punto en el cual los usuarios se fijan, debido a que la idea es tener resultados sin los dolores de cabeza técnicos. Hay que aprovechar lo mejor de los recursos que dispone cada CMS, con la menor intervención posible. Y, en caso de que haya que modificar algo, que sea rápido, sencillo y al alcance. Por eso es común cuál de estas plataformas es la mejor: ¿Magento vs Shopify?

Shopify tiene esto claro, por lo que su excelencia se basa en su simpleza. Se resume en hacer un registro, la instalación, elegir una plantilla predeterminada y modificar con arrastrar y soltar.

Por su parte, Magento es adecuado para desarrolladores avanzados. En caso de no serlo, el usuario deberá contar con un equipo dedicado al manejo técnico de la tienda. Puede llegar a ser un gasto extra tanto en dinero como en personal.

Aquí la decisión entre Magento vs Shopify clara: Shopify es muchísimo más accesible y mejor opción, si se tiene en cuenta la usabilidad. Magento por su parte es más adecuado para desarrolladores avanzados.

Pasarelas de pago

shopify payments

Shopify tiene soporte para 70 pasarelas de pago, por lo que será muy difícil que un cliente no quede satisfecho. Lo mejor es que vienen integradas de una vez, para que el usuario solo las habilite en su tienda online. Este beneficio puede ser también una desventaja, al obligar al usuario a quedarse con las pasarelas de pago que están integradas, sin la posibilidad de modificaciones. Aunque son de las más extendidas y dejan satisfecho a prácticamente todos los usuarios de la red.

Magento tiene muchas menos pasarelas, pero se pueden agregar más a la tienda. Aquí el papel de desarrolladores es para destacarse, ya que este CMS es de código abierto, con una gran comunidad detrás con soporte ilimitado. Por supuesto, para sacarle provecho a esta característica, hay que tener conocimientos informáticos avanzados.

Dependiendo de lo que el dueño de la tienda online busque, hará énfasis en la facilidad o en la flexibilidad del CMS para cumplir con sus necesidades. Lo que es la debilidad de uno, es la fortaleza del otro. El debate Magento vs Shopify recae en lo que necesita cada administrador del eCommerce.

Personalización

Para darle un diseño a gusto del usuario, cada plataforma tiene sus maneras de personalización. Magento tiene una capacidad infinita, con saber trabajar con HTML y CSS, lo cual da un control absoluto. Aquí de nuevo es una gran ventaja contar con conocimientos de programación para aprovechar esta característica de la plataforma.

Shopify tiene una tienda de temas, de solo arrastrar y soltar, se hacen muy fácil y rápidos los cambios. Además, la estética está cuidada por diseñadores profesionales que combinan entre sí. Algunos son pagos y otros son gratuitos. Pero siempre mantiene la sencillez para el usuario.

También tiene la capacidad de añadir y ocultar las secciones, con lo que se pueden dejar para trabajarlas más adelante sin inconvenientes. Es una gran ventaja para no tener que hacer duplicados de los temas o dejar una parte desactualizada aún en línea. También tiene un servidor de pruebas, lo que complementa perfectamente la experiencia de usuario.

Si hay quien desee ir más allá, existe la posibilidad de usar su lenguaje de programación: Liquid Sky. No tiene mucho soporte en la comunidad y no es familiar al momento de usar. Esta es una gran desventaja para quien quiera iniciarse en la personalización de la tienda usando el desarrollo web. Para quien lo desee, está allí. Lo bueno es que es fácil de aprender, dentro de lo que cabe en los conocimientos informáticos.

En el aspecto de desarrollo web, elegir entre Magento vs Shopify va a estar determinado por el nivel de programación del administrador. Aunque esto no tiene que hacer falta, si hay un buen diseñador que sepa cumplir sus objetivos con la simpleza de Shopify.

Seguridad y aspectos técnicos

Shopify es una plataforma robusta que deja la tienda online lista para usar desde el primer momento. Por su parte, no le pide nada al administrador de la tienda. Se encarga del alojamiento, la protección de los datos de los clientes y cualquier apartado técnico extra.

Magento es otro cuento. Hay que encargarse de los aspectos técnicos. Es necesarios adquirir hosting aparte, así como sus configuraciones y el gasto extra (que puede ser mucho o poco, dependiendo de la calidad del servidor). También la seguridad SSL hay que ajustarla, lo cual, a pesar de ser fácil para los desarrolladores, puede ser un inconveniente para quienes no tengan este tipo de habilidades.

Además, esta parte tan importante viene de la mano de un equipo de trabajo externo de Magento, pueden existir las fugas de seguridad por errores en la programación. No siempre es así, pero cabe esa posibilidad.

Magento vs Shopify en seguridad: algo robusto y fácil de usar, Shopify. Algo libre y poderoso, pero con sus contras, Magento.

Precios

precios shopify y magento

Magento con su plan comunitario puede usarse de forma gratuita, pero con funcionalidades muy complicadas para el usuario promedio. En lo técnico es solo accesible para quienes tengan conocimientos en informática y en diseño web. Si no se tienen estas habilidades, hay que pagar, bien sea para comprar otro plan de Magento o a un equipo de desarrolladores. También sirve para startups y freelancers, con funcionalidades muy limitadas. El siguiente plan, que es para empresas pequeñas, cuesta 2.000 dólares y con un poco más de funcionalidades, más de 3.000. En caso de querer hacer negocios mayores, el precio supera los 15.000$ al mes, lo cual solo es accesible para grandes empresas.

Shopify tiene variedad de planes. Comienza con su plan Lite es de 9$ y el básico es de 29$, el estándar vale 79$ y el avanzado 299$. La mayor diferencia entre un plan y otro recaen en las comisiones por venta que se lleva Shopify por usar medio de pago que no vienen integrados de una vez. También se diferencian en la cantidad de personas que pueden tener permisos administrativos, de 1 a 15. Hay la oportunidad de hacer una prueba durante 14 días antes de pasar a un plan de pago.

Ventajas de usar un CMS en lugar de una web desarrollada desde cero

A pesar de que la decisión entre un CMS u otro puede llegar a ser confusa para algunas personas que deseen montar su tienda online, es preferible el uso de cualquiera de estas plataformas a una web hecha desde cero. Resulta muy conveniente esta elección en lo técnico, económico, potencia de uso y alcance. Aquí algunas ventajas a tener en consideración.

  • Tiene herramientas integradas para potenciar el marketing online.
  • La seguridad está garantizada.
  • Hay muchos temas diseñados por expertos.
  • Mejor posicionamiento en buscadores.
  • Bloggin incluido.
  • Completas funcionalidades en la gestión de la tienda, como filtros, promociones, descuentos, etc.
  • Integración de varias pasarelas de pago desde el inicio.
  • Está adaptada la web a todo tipo de pantallas, con diseño responsive.

Sabiendo todo esto, escoger entre Magento vs Shopify va a depender de las necesidades de cada quien. El éxito de la tienda online no va a estar determinado por la plataforma en sí misma, sino por la capacidad del usuario de saber distinguir qué quiere y cómo lo puede conseguir con sus recursos. Es aquí donde hay que entender que un CMS no necesariamente es mejor o peor que otro, sino que se adapta a un determinado tipo de público.